EL RECOMENDADO: Turn Blue

 

   Empecemos por donde corresponde: The Black Keys no es una “banda nueva”. Su terrible y afilado “potencial” se encarna en su poca novedad, en un sonido ya super conocido pero que, a los oídos del gran público, parece haber aparecido hace pocos años como una reivindicación del rock blues setentista.

   Ese aire retro abre las puertas a conquistas basadas en respetar una escuela que puede llevarlos desde Led Zeppelin hasta The Rollings Stones, utilizando un estilo de rock condimentado por la música soul, el motown o el blues como aquellas dos míticas bandas.

  Hete aquí que, para el “falso” dúo, las cosas resultaron un poco más sencillas y accesibles a partir de sus últimos dos discos; sobre todo el ùltimo, excelente experiencia llamada “El Camino”.

Con “Turn Blue”, Dan Auerbach y Patrick Carney, con la gran ayuda del productor Brian “Danger Mouse” Burton, logran un notable paso hacia adelante, si es que eso era posible para una banda que ya tiene ochos discos en su haber y que nunca decepcionó (Escuchen la onda de “Thickfreakness” o “Rubber Factory” y me cuentan!).

   El cambio musical es evidente pero no tanto, el tiempo ha bajado un poco, las carreteras de su natal Ohio parecen haberle dejado un poquito el lugar al bar que frecuentan los camioneros y acá los muchachos juegan con cierto sonido “modernizado”. “Fever”, “It´s Up to You Now” o el mismísimo “Turn blue” del título, son hits hechos y derechos que tienen una vuelta de tuerca que incorpora esos modismos renovadores con las que otras bandas (pienso en MGMT o Foster The People) ya venían jugando.

   Algunos puristas gritarán enojados, para mí es un golazo. Ese tipo de golazo al que se llega tocando mucho la pelota o, para volver a la música, con una gran cantidad de correctísimas ideas de producción.

   De hecho, este disco avanza pero no deja de sonar clásico. Quizás por el hecho de sus dos puntas temáticas y retomo aquí la cita a las bandas con las que los identifico:

  1. Abrir un disco con un tema de 6’30” es de una osadía hermosa. Más si esa canción recuerda la línea Zeppeliana que venimos disfrutando desde el comienzo.
  2. Cerrar el disco con ese homenaje a “Dead Flowers” de los Stones llamado “Gotta get Away” es una alegría. Un mueca nunca impostada y extremadamente disfrutable. Apertura y cierre son perfectos.
  3. En el medio podemos escucharlos jugando a ser otra/la misma banda, como ya dijimos, pero siempre siendo ellos.
  4. Datos extras, posiblemente innecesarios: Son una excelente banda en vivo, aquí en Argentina los tuvimos abriendo para Pearl Jam; los dos tienen una lengua filosísima para hacer bolsa a Jack White o a Justin Bieber en cualquier momento y en cualquier red social y, además, han grabado en su primer disco (“The Big Come Up”) la mejor versión de rock garage del clásico de los Beatles “She Said, She Said”.

   Por todo esto y más, The Black Keys y su “Turn Blue” (y sus otros siete discos) merecían ser el recomendado de Huemul Media para esta semana.

 Chris Kofman

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s